Millones de personas en todo el mundo han estado trabajando a distancia debido a la pandemia de #COVID19. ¿Podría ser esta práctica “nada que ver con lo habitual” el futuro del trabajo?

Antes de la pandemia, ya había un debate en curso sobre las consecuencias de las tecnologías en el futuro del trabajo. El mensaje de la Declaración del centenario de la OIT para el futuro del trabajo, adoptada en junio de 2019, es claro: el futuro del trabajo no está predeterminado; perfilarlo depende de nosotros.

Ese futuro se adelantó a lo previsto, pues muchos países, empresas y trabajadores tuvieron que pasarse al teletrabajo  a fin de contener la propagación de la COVID-19 , cambiando drásticamente la forma habitual de trabajar. Las reuniones virtuales remotas son ahora frecuentes, y la actividad económica en una serie de plataformas digitales ha aumentado.

A medida que van levantándose las restricciones, una pregunta que todo el mundo se plantea es si el “nada que ver con lo habitual” se convertirá en la “nueva normalidad”.

Unas pocas grandes empresas de las economías desarrolladas ya han señalado que lo que fuera un proyecto piloto imprevisto y prolongado –el trabajo a distancia, el trabajo desde el domicilio y el teletrabajo – pasará a ser la forma estándar de organizar el trabajo. Los empleados no necesitan desplazarse hasta el trabajo, a menos que opten por hacerlo.

Puede que esto sea motivo de celebración para la gente y para el planeta. Sin embargo, la idea de un punto y final para “La Oficina” es decididamente pretenciosa. La OIT estima  que en los países de ingreso alto el 27 por ciento de los trabajadores podría trabajar de modo remoto desde el domicilio; trabajan en el tipo de trabajo que lo permite y tienen acceso a la tecnología y a la infraestructura de las telecomunicaciones que lo hacen posible. Esto no significa que efectivamente lo harán.

En el momento en que los países van levantando las restricciones, ¿hay un modo de cosechar los beneficios de esta experiencia –para los empleadores y los trabajadores– sin perder el valor económico y social del trabajo como lugar físico? ¿Cómo podemos plasmar nuestra experiencia en el proceso de adaptación al futuro cercano?

Inhttps://t.co/dAjHft9DhC?amp=1formación publicada en OIT noticias.

https://t.co/dAjHft9DhC?amp=

Comments

No comments yet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

<< Ago 2020 >>
lmmjvsd
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6