Trabajo Decente

Trabajo decente es un concepto que busca expresar lo que debería ser, en el mundo globalizado, un buen trabajo o un empleo digno. El trabajo que dignifica y permite el desarrollo de las propias capacidades no es cualquier trabajo; no es decente el trabajo que se realiza sin respeto a los principios y derechos laborales fundamentales, ni el que no permite un ingreso justo y proporcional al esfuerzo realizado, sin discriminación de género o de cualquier otro tipo, ni el que se lleva a cabo sin protección social, ni aquel que excluye el diálogo social y el tripartismo.*

OIT – https://www.ilo.org

Existe una articulación del Trabajo Decente en torno a seis dimensiones:
• Oportunidades de trabajo.
• Trabajo productivo.
• Libertad en el trabajo
• Igualdad en el trabajo
• Seguridad en el trabajo.
• Dignidad en el trabajo.

Estas dimensiones están contenidas en los cuatro pilares fundamentales del Trabajo decente:

El empleo, la protección social, los derechos en el trabajo y el diálogo social.

El pilar del empleo traduce la necesidad de la sociedad y en este caso del sector construcción de disponer de suficientes empleos para las personas que buscan trabajo, bajo unas condiciones laborales seguras y salubres, además de una remuneración acorde con su quehacer, y con mínimos
de subsistencia para él y su familia.

El pilar de protección social manifiesta que el empleo debe desarrollarse bajo condiciones de protección (salud, pensiones de vejez, riesgos profesionales y seguros de desempleo) y aquellos programas que ayuden a la superación de la pobreza.


• Libre expresión
• Negociaciòn sobre las condiciones de empleo.
• Negociaciòn sobre la polìtica laboral
• Derechos generales
• Libertad de asociación
• Erradicación de la discriminación laboral
• Erradicación del trabajo forzoso
• Salud, pensiones, riesgos laborales, seguro de desempleo
• Acumulación de activos , protección de los ingresos)
•Acceso a empleos
• Remuneración
•Seguridad en el trabajo
• Condiciones laborales saludables
Los derechos en el trabajo son los referidos a los derechos Fundamentales del trabajo:

Empleo
Diálogo
Social
Derechos en el trabajo

Libertad de asociación y negociación colectiva, eliminación de trabajo forzoso, abolición del trabajo infantil, eliminación de la discriminación en el ámbito laboral.

También se incluyen los derechos generales, que aunque no son fundamentales resultan importantes para conseguir alcanzar un trabajo decente.

El último pilar del Trabajo Decente es el referido al diálogo social.

Este presenta el derecho de los trabajadores a expresar su opinión, a ser escuchados y contar con espacios de deliberación para defender sus intereses en los distintos ámbitos de la sociedad. A negociar sus condiciones de empleo y a participar en la construcción de las políticas que afectan su vida y la de la comunidad. No es un pilar menor; a través del diálogo social es posible transformar las condiciones económicas, sociales y laborales de los países y ciudades, al tiempo que tiene la posibilidad de modificar los contenidos de los restantes pilares y darles una naturaleza especial. El diálogo social permite integrar plenamente la visión del Trabajo Decente.